Carta al hombre que me perdio

Hola, hoy ya no somos nada, nuestra historia juntos llego a su fin, tu sonries con una mujer hermosa y yo simplemente estoy sola. Llore cuando me dejaste, cuando me bloqueaste para jamas buscarte, cuando supe que para tu familia yo solo fui una aventura y ella tu verdadero amor, cuando supe de su compromiso, llore porque esa mujer tiene marido y una hija y tu solo seras con quien le dara celos a su marido. Pero te dejaste llevar por la apariencia y me lastimaste en busca de tu satisfaccion.

Y pense, luego de pasar dias y noches. ¿Porque lloro?, yo di todo mi amor con inocencia y lealtad y fuiste tu quien se marcho, yo no perdi. Gane, porque ahora se a quien amar, conoci alguien que me conoce, me acepta, no miente, no hiere. YO. Cuando me dejaste, me descubri. Soy una gran mujer y no me arrepiento de lo que vivi contigo porque la vida sabe como hace sus cosas, y ella sabia que todo ese dolor que me diste  me haría ganar mi amor propio, me haria dar cuenta de lo que amo.

Por favor, no me busques. Si te hierieron y ahora te arrepientes de lo que hiciste. En vez de buscarme buscate a ti, yo estoy muy ocupada amandome, lo unico que deseo para ti es saber algun dia que maduraste porque la belleza no es amor y no valoras lo hermoso de la vida. Ahora vivo el dicho de que lo que no te mata te hace mas fuerte. Tu me perdiste y yo me encontré y este amor por mi no lo destruirá nada.

El verdaro amor, es el que siento por mi.

Anmusicana

Mi mensaje al amor

todo mi amor para ana

El amor, me dicen que es el más bello sentimiento del que puede disfrutar una persona, Pero el amor no es para todo, el amor es para los que les llega y por eso ojalá sepan valorarlo.

Quería conocerlo pero siempre me fue negado, quería compartirlo, pero no eran tan atractivo para los demás,

Analice si era algo mío, pero no descubrí que no, que este amor miente, es interesado, es superficial y se puede comprar. Así que decidí tener el amor solo tenerlo para mí.

Intente demostrarlo una y otra vez, pero las personas con las que quería compartirla, lo confundieron con lo que no era

He amado, solo me he amado a mí y no porque sea egoísta, sino que mi amor es puro y no he encontrado a nadie que conozca la pureza del amor y quiera compartirlo conmigo

Las personas confunden el amor con dependencia, con apariencia, con sexo, con belleza física, con dinero, conveniencia y la lista siguen…

Y no para mí nada de eso es amor, yo no amo de esa manera y por no amar de esa manera no he amado a nadie solo a mí misma

Porque solo deseo verme feliz, compartir mi alegría, mi tristeza hasta mis rabias, pero superar conmigo todo porque lo principal es vivir y ser feliz.

Así que renuncio a ese amor y seguiré amándome como sé hacerlo sin necesidad de aprobaciones, apariencia, precio, ni belleza seguiré amándome como soy.

“Todo mi amor, para Ana”

Por: Anmusicana

Cuando dejé de saber de ti

Cuando dejé de saber de ti

Nos convertimos en extraños con una historia en común.

Ya llevamos mucho tiempo separados y la verdad es que muchas veces sigo pensando en ti. En cómo estarás y en qué cosas estarás haciendo, o si ha pasado tiempo suficiente como para haberme olvidado, porque yo no lo he hecho y dudo que algún día lo haga.

Enamorarme de ti fue todo un viaje, en donde aprendimos a conocernos y en donde me conocí a mi misma como mujer. Te quise. Fuiste  el primer amor  y aún llevo guardada tu esencia, tus recuerdos y nuestro pasado.

Los dos seguimos con nuestras vidas y si bien hubo un largo tiempo en donde yo seguía sabiendo sobre ti, eso cambio meses. Fue en ese momento, donde quise capturar la escena donde nos conocimos por primera vez, porque supe en ese instante que luego de dejar de saber de ti y tú de mí, nos convertiríamos en extraños con una historia en común. El día en que supe que ya no sabría más de ti, más te pensaba, tratando de retenerte en mi mente porque aún no estaba preparada para dejarte ir y tampoco para sacarte de mi corazón.

Sin embargo, cuando dejé de saber de ti, comencé a saber de mí. Vi a una persona en el espejo con potencial, con características que podía explotar no sólo para si misma sino para otros. El no saber de ti, con el tiempo dejó cierto espacio en mi mente para pensar en mi, conocerme a mi misma como alguien único en este mundo y permitirme salir adelante, cogiendo las nuevas oportunidades que la vida me estaba ofreciendo.

Hasta el día de hoy no sé nada de ti y sigo pensándote, pero como un bello recuerdo y agradecida de haberte conocido, compartir contigo  y haber sentido ese bello sentimiento que solo he sentido por ti. Me regalaste bellos momentos que siempre estarán en mi.

por: Romanet Acevedo  Adaptado por: Anmusicana

Ha pasado el tiempo y solo se que Te quiero

Nos encontramos y nos perdimos sin nunca notarlo.

Quise escribirte esto porque aún sigo pensándote.

Me gustaban tantas cosas de ti, me gustaba tu sonrisa, tu alegría, tu voz , me gustaba observarte cuando hablabas y los aportes que hacías. Siempre me perdía en tus ojos.

Pero parece que todo lo bueno también tiene su parte negativa, casi como un complemento. Había partes de ti que no alcanzaba a comprender y otras tantas que me hacían alejarme un poco.

La distancia fue una de las cosas más dolorosas que tuve que enfrentar. Creí que podríamos llegar a tener una linda historia pero tú decidiste lo contrario, como para ayudarte en todo momento, como para apoyarte en cada meta que te propusieras.

No me permitiste ser esa persona que te diera palabras de aliento, que te motivara cuando quisieras rendirte. Quería ser eso para ti y mucho, mucho más. También quería que fueras esa persona en la que pudiese confiarlo todo, la persona a quien le contara todas mis metas.

Quería que fueras esa persona con la que compartiría bellos momentos, nuevas experiencias y  que fuéramos un apoyo mutuo, Entiendo tu decisión, y la acepto, no se puede obligar a nadie a sentir un sentimiento por otra persona, yo no cause en ti, lo que tu causaste en mi.

Solo quería compartir lo que sentí,  y recuerda, “cuando andes por ahí en este mundo recuerda que alguien guarda su amor para ti”

por: Alana Arango, Adaptado por : Anmusicana

Cuando no eres esa mujer de la que la gente se enamora

336397_4884082267101_607930387_o

Me tomó bastante tiempo darme cuenta de la razón. Y era bastante simple, casi para reírse.

Me han repetido una y otra vez que el amor verdadero debería de ser mi prioridad número uno en la vida. Me he visto condicionada a aceptar y creer que debo experimentar este amor, pero que todavía no estoy lista para ello. Todo con la esperanza de que llegue alguien que me diga las palabras mágicas.

Nunca he experimentado lo que se siente cuando una persona te confiesa su amor eterno. No es que nunca me haya enamorado. Es más, me he enamoré hasta la última fibra de mi ser. Pero nunca nadie se ha enamorado de mí. Nunca me ha pasado que alguien haya hecho algo tan romántico para mí, que haga que tiemble.

Me tomó bastante tiempo darme cuenta de la razón. Tal y como explica Harnidh Kaur, la razón por la que esto sucede es bastante simple, casi para reírse: Nadie se ha enamorado de mí porque no soy el tipo de mujer de la que te enamoras.

Soy complicada. No puedes simplemente tomar mi amor y empaparte de él. No, también tú tendrás que ceder, y eso te costará. Puede que decidas marcharte de mi lado porque encontraste a una chica que te satisface en vez de una mujer que te haga pensar.

No soy esa mujer a la que tienes que proteger, porque no soy tan frágil como para romperme. Estoy endurecida. Tengo cicatrices de batalla que quizás se parezcan a las tuyas. Y no me averguenzo de ellas. Son mías y son parte de mi historia.

Sí, probablemente sea esa mujer que respetas, o esa mujer a la que admiras. O la mujer que te gustaría encontrar en casa cuando llegues del trabajo. La mujer que buscas cuando necesitas fuerza y apoyo, pero no soy la mujer de la que te enamoras. No soy la chica con la que quieres pasar horas simplemente mirándola. Esa chica que es tan delicada, que te dan ganas de pelear contra el mundo por ella. No. Soy fuerte, tozuda y peleona. No voy caminar detrás de ti, voy a caminar contigo. Voy a empujarte tanto -o más- de lo que me empujo a mí misma.

No soy la mujer de la que te enamoras, soy esa mujer a la que aprendes a amar. Y me siento bien con eso, porque sé que, el día que alguien me diga que está enamorado de mí, será real. Será un amor por el que valga la pena luchar.

Y eso es lo que todos merecemos.

Por Candela Duato

Lenguaje corporal: Cuidado! Tus movimientos te delatan

El lenguaje corporal, que no es más que todo lo que tú trasmites por medio de movimientos o gestos, delata completamente tus sentimientos o percepción acerca de la persona con la que está interactuando.

Cuando conversas con una o varias personas, reflejas y envías miles de señales y mensajes a través de tu comportamiento. Así que presta atención y sácale provecho a los siguientes datos, porque tanto en tu vida laboral como en la personal, te serán de gran provecho.

ACTO LO QUE REFLEJA
Acariciarse la quijada Toma de decisiones
Entrelazar los dedos Autoridad
Dar un tirón al oído Inseguridad
Mirar hacia abajo No creer en lo que se escucha
Frotarse las manos Impaciencia
Apretarse la nariz Evaluación negativa
Golpear ligeramente los dedos Impaciencia
Sentarse con las manos agarrando la cabeza por detrás Seguridad en sí mismo y superioridad
Inclinar la cabeza Interés
Palma de la mano abierta Sinceridad, franqueza e inocencia
Caminar erguido Confianza y seguridad en sí mismo
Pararse con las manos en las caderas Buena disposición para hacer algo
Jugar con el cabello Falta de confianza en sí mismo e inseguridad
Comerse las uñas Inseguridad o nervios
La cabeza descansando sobre las manos o mirar hacia el piso Aburrimiento
Unir los tobillos Aprensión
Manos agarradas hacia la espalda Furia, ira, frustración y aprensión
Cruzar las piernas, balanceando ligeramente el pie Aburrimiento
Brazos cruzados a la altura del pecho Actitud a la defensiva
Caminar con las manos en los bolsillos o con los hombros encorvados Abatimiento
Manos en las mejillas Evaluación
Frotarse un ojo Dudas
Tocarse ligeramente la nariz Mentir, dudar o rechazar algo

TRUCOS

Lenguaje Corporal

– Usa tus ojos para hablar

Los ojos son las ventanas del alma. La persona que mira limpiamente a los ojos de otros es una persona segura, amistosa, madura y sincera. Sus ojos y su mirada pueden decir tanto porque expresan prácticamente todas las emociones: alegría, tristeza, inquietud, tensión, preocupación, estimación o respeto. Por sus ojos muchas veces se puede saber lo que está pensando. Por eso, constituyen una ayuda poderosa en la conversación.

– El uso adecuado de las manos

Tus manos se pueden aprovechar muy bien para complementar tus palabras y dar mayor fuerza a tu conversación. No las utilices inútilmente y mucho menos para hacer cualquier cosa que distraiga a la otra persona. Tampoco las uses violentamente, palmoteando o pasándoselas casi en el rostro a la otra persona.

– Cuidado con lo que tocas

Hay muchas personas que siempre están dando palmadas en la espalda o tocando a los otros en los brazos, como para llamar su atención. Es bueno demostrar cariño, pero también hay que guardar el debido respeto a los demás. Muéstralo no tocando a la otra persona innecesariamente. Hay quien se siente muy molesto si le tocan, ten cuidado. Pero tampoco hables o escuches con las manos metidas dentro de los bolsillos porque eso denota indiferencia y mala educación.

– Gestos que denotan impaciencia o aburrimiento

La actitud física demuestra lo que el alma está sintiendo. Si alguien finge interés en una conversación, la otra persona se dará cuenta muy fácilmente por sus gestos y ademanes. Moverse nerviosamente o levantarse, cruzar y descruzar las piernas, moverse en el asiento o mirar constantemente el reloj demuestra aburrimiento y es una gran falta de respeto. Si tienes que mirar la hora, hazlo en el reloj de otro.

– Aprender a sentarse

Aprende a sentarte tranquilo y comportarte cuando se escucha. Reparte equitativamente el peso de tu cuerpo para no cansarte mientas estás sentado conversando. Si te sientas en el borde de la silla , es indicativo que deseas irte tan pronto como sea posible.

Si cambias constantemente de posición, estás expresando a gritos que estás aburrido. Si mueves incesantemente los pies durante la c onversación, tu interlocutor pensará que estás molesto, inseguro, irritado, nervioso, cansado o aburrido. Sitúate en una posición cómoda y descansada que te permita respirar mejor y manejar mejor tu voz.

– Control de la mirada

Cuando estés hablando con alguien, no estés mirando a todos lados: a la ventana, al techo, al suelo o limpiando sus uñas. Tampoco mires morbosa y curiosamente los zapatos, pantalones, camisa o peinado del que habla. Mantén el contacto ocular, pero sin fijar en exceso la mirada: eso lo hacen los locos. De todas formas, si quieres fijar la mirada durante mucho tiempo en alguien sin cansarte psicológicamente, mira su entrecejo. Para el otro/a no hay diferencia.

– Control de las expresiones del rostro

¡Sonríe! Intercalar sonrisas cálidas y francas en la conversación transmite confianza, alegría y buena disposición. Sin embargo, no exageres. Sonreír demasiado frecuentemente puede convertir el gesto en una especie de mueca y dar la impresión de que es algo hueco, vacío y fingido. Apretar exageradamente los labios puede delatar que tienes dudas o desconfianza acerca de lo que el otro está diciendo o sugerir que no estás expresando realmente lo que piensas o sientes.

Por: emprendices

CLAVES PARA SALIR ADELANTE

claves-para-salir-adelante
1. DISTINGUIR:

Entre aquello que depende de nosotros y lo que depende de otras personas o circunstancias sobre las que no se tiene control. Centrarse en lo que uno puede hacer o decidir.

2. NO RESIGNARSE:

Adoptar una actitud activa. Confiar en que las soluciones irán surgiendo paulatinamente, momento a momento, día a día.

3. PERMITIRSE:

Sentir la frustración o la emoción intensa, pero no dejar que esta se apodere de nosotros y nos paralice.

4. ALIMENTAR LA ESPERANZA:

Ella nos da la fuerza para seguir adelante. Pensar que todo es posible, que todo saldrá bien. Que el sufrimiento no dura eternamente.

5. EVITAR CREARSE EXPECTATIVAS:

Exigir que los acontecimientos sucedan como uno desea nos conduce a la frustración.

6. BUSCAR LA BELLEZA:

Incluso en las situaciones más duras. ¿quién ha dicho que lo “malo” es solo malo? Es mejor dejarnos sorprender por la vida.

7. CUANDO LA CIRCUNSTANCIA ADVERSA HAYA CONCLUIDO O DURANTE LA MISMA:

fijarse en todo cuanto se ha hecho para resistir y resolverla. Disfrutar, si surge, de la sensación de triunfo.

8. PREGUNTARSE:

Qué ha significado la experiencia para uno y qué se ha aprendido con ella.

Por: Alfonso León